Escribe, aunque a veces te haga sentir pequeña y no sepas donde dejaste el caparazón de la tortuga que te esconde cuando ya no puedes más. Escribe cuando no tenga sentido; sobre todo cuando no lo tenga . Escribe desnuda o vestida con mas capas que una...

A veces pienso que me gusta llegar haciendo ruido y marcharme de puntillas y sin despedirme. Ese afán de llamar la atención a toda costa. Sorprender, hacer magia, llevar luz, decir dos palabras y dirigir toda la atención hacia mí. Ay los egos, que fáciles son de alimentar...