Que no me diga nadie que se ha acabado el verano.  Hagan el favor de seguir dándole al tinto de verano y saliendo a llenar las terrazas que es viernes por la noche.  De respirar profundamente para aliviar el calor y de paso llenarse los pulmones de...

Puedo pasar del negro al rosa en un chasqueo de dedos, pero solo con la mano derecha; que con la izquierda no me sale. Puedo ser de colores, proyectar una luz cegadora y en cuestión de horas ser la noche más cerrada. Puedo ser absolutamente transparente y...

  No me queda casi nada por decirte y este escrito se parece más a un posdata. Se me ha ocurrido esta mañana mientras desayunaba que si lo que cuento te sabe a consejo, quizá debería dejar de escribir. No te asustes, esto no es una amenaza ni...

Aprendemos cada vez que nos caemos, o eso nos han dicho siempre. Que aprendemos de los golpes, de las zancadillas, de los amores no correspondidos, de las decepciones de los amigos, de los fracasos, de perdernos, de buscarnos. Quizá sea verdad, pero no es menos verdad que...

  Mi padre me dijo una vez, en una de nuestras trascendentales conversaciones, que la edad viene a golpes. Que durante muchos años te ves siempre igual pero que un día, te miras en el espejo y te ves mayor, como si diez años te hubieran...